El Correo Gallego

Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El comité de sabios reunido por Feijóo receta inundar de liquidez al sector productivo

Las veinte primeras propuestas del comité apoyan a empresas y a los profesionales

CÓNCLAVE. Feijóo inició la cita con los expertos y los titulares de Facenda, Economía, Medio Rural y Mar.  - FOTO: X. Crespo
CÓNCLAVE. Feijóo inició la cita con los expertos y los titulares de Facenda, Economía, Medio Rural y Mar. - FOTO: X. Crespo

JOSÉ CALVIÑO  | 28.04.2020 
A- A+

Santiago.
Las primeras recetas del comité de expertos económicos fichados por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para aportar soluciones reales al impacto de la crisis por el coronavirus se centraron ayer en la imperiosa necesidad de facilitar una inundación de liquidez al sector productivo, a empresas, autónomos y también trabajadores, mediante el aplazamiento de impuestos, anticipos bancarios y un aumento de los créditos.

En su primer cónclave propositivo a través de Internet propusieron estos sabios una veintena de medidas con este objetivo. A un lado de la pantalla, el propio Feijóo junto a sus conselleiros de Facenda, Valeriano Martínez; el de Economía, Francisco Conde; de Medio Rural, José González; y la de Mar, Rosa Quintana.

Al otro el coordinador del comité, el economista compostelano, catedrático de la Uvigo que dirige el Foro Económico de Galicia, Santiago Lago, con el empresario y presidente de este último organismo, Emilio Pérez Nieto; el extitular de la Xunta y hombre de números Fernando Gónzález-Laxe; el líder de los economistas gallegos, Miguel Vázquez Taín; Rosa Sánchez Yebra, ex secretaria general del Tesoro y hoy alto cargo del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa; Patricia García, titular del Club Financiero de Vigo; Antonio Bruquetas, director general de Reganosa; Ignacio Fernández, director general de Finanzas de Inditex; y Víctor Nogueira, presidente del Grupo Nogar.

A criterio de los expertos, la orientación de las medidas debe alinearse a las que toman las principales economías europeas para no afectar a la competitividad de la estructura empresarial.

Instan a priorizar sectores y operadores económicos directa y significativamente afectados por la crisis del coronavirus y las medidas de contención, y a aquellas en las que su volumen de operaciones disminuyese como mínimo un 35 % respecto al año anterior. También reclaman un liderazgo estatal en la primera fase, que reserve a un momento ulterior las medidas autonómicas y locales y evite solapamientos.

Demandan el mayor esfuerzo presupuestario posible a corto plazo en medidas que garanticen la liquidez de empresas viables, para que no acaben cayendo por el contagio del covid-19.

Piden al Gobierno central actuaciones en los principales impuestos estatales que faciliten liquidez a las empresas. Como la eliminación transitoria del sistema de pagos a cuenta del IRPF y de Sociedades para las empresas afectadas, y modificacar el plazo de declaración e ingreso de las autoliquidaciones del IVA de los dos primeros trimestres de 2020.

Abren la posibilidad de rescatar planes de pensiones sin penalización para trasvasar esos recursos a las empresas, modificar la normativa sobre ingreso del IVA de las facturas impagadas y mejorar la línea de los avales del Estado a través del ICO, pues la documentación exigida es compleja y su tramitación demasiado prolongada.

También reclaman a Moncloa ayudas específicas para que las empresas adapten sus centros de actividad a los nuevos protocolos de seguridad, y anticipar las percepciones derivadas de los ERTE, facilitando liquidez a los trabajadores sometidos a los expedientes en esta crisis.

A la Xunta le piden una ventanilla única que asesore a empresas sobre todas las ayudas y trámites, además de reforzar los avales del Igape para cubrir necesidades financieras sobre los 200.000 euros. Piden líneas de apoyo adaptadas por sectores y agilizar pagos a proveedores a 15 días, así como subvenciones aprobadas.

En el ámbito municipal, se apuesta por la reordenación en 2020 de los calendarios fiscales municipales del IBI, del IVTM y del IAE, a fin de que converjan con el de aquellos municipios que optan por el cobro en el último trimestre del año.

 

 Santiago Lago Peñas
Catedrático UVigo y dtor. Foro Económico de Galicia 

“Es como el óxigeno para los seres vivos”

¿Se debe dar toda la liquidez posible a empresas?
La liquidez empresarial es clave. Nunca antes habíamos asistido a un parón generalizado de la economía tanto tiempo y a un proceso de ‘desescalamiento’ que será progresivo. Empresarios y trabajadores deben poder retornar a la actividad en empresas vivas y viables. La liquidez para las empresas es como el oxígeno para los seres vivos. Su capacidad de vivir sin él es muy limitada en el tiempo.

¿Toca demorar el cobro de todos los impuestos?
Si, la idea es que siempre que se pueda es mejor drenar la liquidez de hogares y empresas lo más tarde posible, en el segundo semestre o, mejor aún, a final de año. Hay municipios que cobran el IBI en noviembre. Se puede generalizar en el caso de concellos con saldo suficiente en sus cuentas bancarias. Los municipios tienen autonomía para fijar su calendario, pero sería bueno enviarles este mensaje.

¿Cómo compensar las pérdidas por el covid-19 de empresas y profesionales?
De ahí nuestra propuesta de repensar los pagos a cuenta en sectores y empresas directa y significativamente afectadas. No tiene mucho sentido que las empresas tengan que pagar en los dos primeros trimestres impuestos sobre beneficios, o IRPF si son autónomos, en un momento de pérdidas ciertas.

Contratos, proveedores, subvenciones... ¿el pronto pago es un salvavidas?
Sin duda. Hay que agilizar al máximo el pago de deudas a los proveedores de las Administraciones y subvenciones ya concedidas pendientes de abono.

¿Retocamos el Igape?
Tenemos que conseguir que sea muchísimo más ágil al tramitar expedientes, una crítica extensible al ICO. Un máximo de 30 días entre la fecha de la solicitud y el abono en cuenta. La documentación y tramitación es a veces farragosa y echa para atrás a muchos pequeños empresarios y autónomos. Hay que acompañarles y facilitarles la vida.

Antes de coordinar este grupo defendió los intereses de Galicia en la Comisión del Ministerio de Hacienda por acuerdo del Parlamento; participa en el Observatorio de dinamización demográfica, en el comité que asesora a la Amtega y en el Plan Estratéxico de Galicia 2015-2020… ¡Y todo ello sin percibir un euro!

Soy joven y es lo que me toca, o eso me dicen mis colegas más veteranos. Estoy firmemente convencido de que la Universidad debe estar al servicio de las instituciones y la sociedad. Si me llama el presidente, alcalde o conselleiro para pensar sobre un problema o echar una mano me siento obligado a decir sí. Pero no soy excepcional. En las universidades gallegas hay mucha gente que se moja y hace país a diario en todas las áreas de conocimiento. Por eso tiene todo el sentido que la sociedad gallega sea generosa al financiar el SUG. Tengo suerte de contar con un equipo muy sólido y sucesivos equipos rectorales a los que agradezco su confianza y su apoyo.