El Correo Gallego

Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

tendrá cuatro fases

La desescalada arrancará el 4 de mayo y durará ocho semanas

Las aulas no volverán a abrir este curso salvo para clases de refuerzo y alumnos con padres trabajando // Cada fase durará dos semanas y se avanzará a la siguiente etapa si los indicadores sanitarios apuntan que es posible continuar // Sánchez pedirá una nueva prórroga del estado de alarma // Pequeños locales con cita previa abrirán el 4 de mayo y el comercio minorista, el 11 de mayo // Los teatros y cines reabrirán en la fase 2 con butaca preasignada y limitación de aforo de un tercio

MADRID, 28/04/2020.- Captura de la señal institucional de Moncloa del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa telemática ofrecida este martes, cuadragésimo quinto día del estado de alarma por el coronavirus.  - FOTO: EFE
MADRID, 28/04/2020.- Captura de la señal institucional de Moncloa del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa telemática ofrecida este martes, cuadragésimo quinto día del estado de alarma por el coronavirus. - FOTO: EFE

MADRID. E.P.   | 28.04.2020 
A- A+

El Gobierno ha diseñado un plan de desconfinamiento en cuatro fases que arrancará el 4 mayo con la reapertura de actividades con cita previa y atención individual, como los restaurantes con comida para llevar, que deberán seguir todas las medidas de sanidad y seguridad. Todas las medidas se aplicarán por provincias o islas y terminarán de aplicarse a finales de junio, cuando se dará por recuperada la normalidad.

"Estaremos en la nueva normalidad si la epidemia está controlada en todos y cada uno de los territorios", ha advertido el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, al anunciar el plan tras el Consejo de Ministros de este martes.

Cada fase durará dos semanas y se avanzará a la siguiente etapa si los indicadores sanitarios apuntan que es posible continuar. Después se pasará a la etapa de la "nueva normalidad" en la que continuarán las medidas de control y el uso de material preventivo.

Las aulas no volverán a abrir este curso salvo para clases de refuerzo y alumnos con padres trabajando
El Gobierno descarta reanudar la docencia presencial este curso escolar, que finalizará en junio con enseñanza a distancia, y solo abrirá los centros educativos para clases de refuerzo y para alumnos menores de seis años cuyos padres estén trabajando.

Así lo ha anunciado este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la comparecencia en Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, donde se ha aprobado el plan de desescalada tras el confinamiento que ha provocado la pandemia del coronavirus.

"El curso escolar comenzará en septiembre", ha dicho Sánchez descartando la posibilidad de que los estudiantes pudieran regresar al menos unos días a sus clases este curso, un anhelo que mantenía la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, salvo algunas excepciones.

El presidente ha concretado que en la fase 2 del plan de desescalada, que podría llegar a finales de mayo, se permitirá que estudiantes que necesiten clases de refuerzo puedan acudir a los centros educativos, cerrados desde el pasado 16 de marzo por el decreto del estado de alarma. También alumnos de Educación Infantil por motivos de conciliación familiar.

"Si estamos planteando una nueva normalidad, van a existir problemas de conciliación, porque habrá padres y madres que irán a trabajar y no tendrán la posibilidad de dejar a los niños con los abuelos, porque son un colectivo vulnerable ante el coronavirus", ha explicado Sánchez.

Para ayudar en esas situaciones familiares, el Gobierno planteará a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) "reforzar todas las actividades de conciliación" y se establecerán "determinadas excepciones para que, en la fase 2, aquellos niños que no tengan presencia familiar en sus casas tengan la capacidad de ir a un centro escolar", ha detallado el presidente.

Además, Sánchez ha mencionado otra excepción en el ámbito educativo: la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua Selectividad, que se celebrará del 22 de junio al 10 de julio de forma presencial en aulas de universidades de toda España.

Más de 200.000 estudiantes de Bachillerato realizan cada año la EBAU, que antes de la pandemia estaba prevista para antes del 19 de junio en todas las comunidades autónomas. En marzo, el Ministerio de Educación y los gobiernos autonómicos acordaron posponerla unas semanas tras la suspensión de las clases presenciales.

Sánchez pedirá una nueva prórroga del estado de alarma 
El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma por 15 días en el Congreso cuando concluya la actual el próximo 10 de mayo, sin aclarar si solicitará más hasta finales de junio.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha indicado que esta medida "se ha demostrado eficaz" en la crisis del coronavirus para frenar el contagio y ha confirmado que solicitará la prórroga en el Congreso "otros 15 días para abordar definitivamente la transición".

El presidente del Gobierno ha indicado que el planteamiento que está haciendo el Gobierno es "sistemáticamente" plantear decretos de prórrogas de 15 días y ha subrayado que la "mayor parte de los estados" están planteando estados de alarma o de emergencia, como por ejemplo los "vecinos" Portugal o Francia.

Pequeños locales con cita previa abrirán el 4 de mayo y el comercio minorista, el 11 de mayo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que el plan de desescalada del confinamiento del Covid-19 contempla cuatro fases, con una primera que permitirá desde el próximo 4 de mayo la apertura de pequeños locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de clientes, como por ejemplo restaurantes con servicio de comida para llevar a domicilio sin consumo en el local.

En la siguiente fase, que se iniciará el 11 de mayo, se permitirá la apertura del comercio minorista "bajo condiciones estrictas de seguridad", salvo los centros comerciales, en una fase en la que las personas mayores tendrán un horario preferente.

Así lo ha anunciado Sánchez en una rueda de prensa telemática en el Palacio de la Moncloa tras el Consejo de Ministros, en la que ha detallado el 'Plan para la transición hacia una nueva normalidad" para una desescalada del desconfinamiento a medio plazo, que será "gradual" y "asimétrico" entre los distintos territorios y con 4 fases en función de distintos marcadores relativos a la evolución de pandemia.

En concreto, en la fase cero se permitirán "pequeños resquicios de actividad económica", con la apertura de pequeños locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de clientes, como por ejemplo la apertura de restaurantes con servicio de comida para llevar a domicilio, sin consumo en local y con la "máxima" protección, o la apertura de entrenamientos individuales y entrenamiento básico de ligas profesionales.

Con la fase 1, que se iniciará el 11 de mayo, se producirá el inicio parcial de actividades, con la apertura del comercio bajo y pequeño con condiciones "estrictas" de seguridad, excepto los centros o grandes parques comerciales donde son más probables las aglomeraciones.

Para esta fase se recoge la apertura de terrazas en la restauración con una limitación de la ocupación del 30% y en hostelería una fase inicial de apertura excluyendo las zonas comunes y con determinadas restricciones fijadas por Sanidad.

Además, los locales se abrirán con un horario preferente para mayores de 65 años, que será un colectivo prioritario, así como el sector agroalimentario y los lugares de culto abrirán con un foro de un tercio.

También se prevé la apertura de centros de alto rendimiento por turnos y el entrenamiento medio en ligas profesionales.

Para la fase 2 se contempla la apertura del espacio interior de locales con un aforo de un tercio y solo para el servicio de mesas, el inicio del curso escolar en septiembre y la reanudación de la caza y pesca deportiva.

También volverá el ocio y la cultura, con cines, teatros y auditorios con butacas preasignadas y la limitación de aforo a un tercio, y actividad de monumentos y exposiciones, conferencias con un tercio de aforo, al tiempo que se podrán celebrar actos y espectáculos culturales con menos de 50 personas.

Los teatros y cines reabrirán en la fase 2 con butaca preasignada y limitación de aforo de un tercio
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes 28 de abril que los cines, teatros, auditorios y espacios similares podrán reabrir durante la fase 2 del plan de desescalada del Ejecutivo por la crisis del coronavirus, y se hará con butaca preasignada y limitación de aforo de un tercio. Se prevé que la fase dos no empiece hasta finales de mayo y, según el plan de desescalada, cada provincia entrará en ella en función de su evolución ante la pandemia.

Tal y como ha detallado Sánchez, esa fase 2 será la intermedia dentro del plan de salida y se alcanzará "si se cumplen condiciones y marcadores indicados". En el caso del ocio y la cultura, incluidos en la citada fase, además de los cines y teatros también se ha referido a otros sectores.

Así, en esta fase serán posibles visitas a monumentos y otros equipamientos culturales como salas de exposiciones y de conferencias, con un tercio de su aforo habitual.

También se podrán celebrar los actos y espectáculos culturales de menos de 50 personas en lugares cerrados, con un tercio de aforo, y si es al aire libre serán posibles cuando congreguen a menos de 400 personas, siempre y cuando sea sentado.

Cada fase tendrá un periodo medio de dos semanas y el lunes 11 de mayo, todas las provincias que cumplan los requisitos del panel pasarán a la fase 1. A partir de ahí, quincenalmente se evaluará el cumplimiento de marcadores, tal y como ha explicado Sánchez.

Los espectáculos al aire libre tendrán un máximo de 400 personas, sentadas.

La restauración podrá abrir el 11 de mayo, pero solo las terrazas con una ocupación del 30%
La restauración podrá abrir el próximo 11 de mayo, pero solo las terrazas con una ocupación del 30%, según ha anunciado este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la presentación del plan de desescalada, que tendrá cuatro fases y que arrancará el 4 de mayo.

Precisamente, a partir de esa fecha, 4 de mayo, comenzará la fase cero, en la que se permitirá la recogida de comida a domicilio a los restaurantes, sin poder consumir en el local.

Después, el 11 de mayo, en la que entrarán todas las provincias que pasen a esta fase, se procederá a la apertura de la hostelería, excluyendo zonas comunes y con determinadas restricciones fijadas por Sanidad.

Una vez superada la fase uno, se permitirá un tercio del aforo de la sala y solo para las mesas, por lo que no se podrá utilizar el servicio de barra.

En la fase tres, se suavizarán las restricciones de aforo, pero se mantendrán "estrictas condiciones" de separación entre el público.

Sánchez apunta que la Atención Primaria será "primordial" en la desescalada para "anticiparse" al virus
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha resaltado que la Atención Primaria "va a cobrar una importancia absoluta" durante la fase de desescalada del coronavirus, con el objetivo de "anticiparse" al virus y "saber exactamente el momento en el que se produce ese contagio".

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, el jefe del Ejecutivo ha detallado cuáles van a ser las cuatro fases que van a implementar las autoridades sanitarias para ir relajando progresivamente las restrictivas medidas de distanciamiento social y confinamiento para atajar la crisis del Covid-19.

Tal y como ha recordado Sánchez, dos de los criterios que deben cumplir las comunidades autónomas para avanzar en cada fase es cumplir una serie de características sanitarias. En primer lugar, las "capacidades estratégicas" del sistema sanitario, tanto en Atención Primaria como en atención hospitalaria, vigilando, por ejemplo, el número de camas de cuidados intensivos disponibles.

"En esta fase de desescalada, [la Atención Primaria] va a cobrar una importancia absoluta, primordial. Porque evidentemente necesitamos anticiparnos al virus y saber exactamente el momento en el que se produce este contagio. Y también la atención hospitalaria y el número de camas UCI en cada uno de los territorios", ha recordado.

Por otra parte, ha señalado que el Gobierno vigilará la "situación epidemiológica" de cada territorio, es decir, el "diagnóstico e identificación de la situación concreta de la pandemia", para permitir a cada territorio que pase a la siguiente fase de desconfinamiento. También se tendrá en cuenta el número de test PCR realizados, la capacidad de anticipación para evaluar el número de contagiados o las medidas colectivas de higiene que van a formar parte de la nueva normalidad.

EL GOBIERNO, "EMPÁTICO" CON UNA PAGA EXTRA PARA LOS SANITARIOS
Preguntado acerca de la posibilidad de realizar una remuneración extra a los profesionales sanitarios para reconocer su "impagable" labor frente al Covid-19, el presidente ha dicho que es tarea de las comunidades autónomas, puesto que ostentan las competencias sanitarias. En cualquier caso, ha señalado que el Gobierno se muestra "empático" con esta reivindicación.

"Serán las comunidades autónomas quienes decida, en el marco de sus competencias, las políticas retributivas a seguir. Es algo que tendremos que enmarcar en un gran acuerdo con las CCAA, que son las que tienen las competencias. Pero el Gobierno de España es empático a esta causa", ha indicado.

Sobre la necesidad de reforzar el sistema sanitario para prever futuras crisis similares, el jefe del Efecutivo ha reconocido que es necesario tener un Sistema Nacional de Salud (SNS) "mucho más fuerte". "No porque los sanitarios no hayan dado el do de pecho, sino porque tenemos que aprender que hay servicios que reforzar, como la Atención Primaria o los servicios de Salud Pública, que durante estos últimos años no se han visto priorizados", ha apuntado, calificando como "joya" del Estado de Bienestar al SNS.

Por otra parte, el presidente ha sido cuestionado acerca de cuándo podrán seleccionar su plaza los estudiantes MIR que ya han superado el examene. "El Ministerio de Sanidad está trabajando. Tendrán una respuesta en las próximas semanas sobre cuándo podrán incorporarse", ha afirmado.